miércoles, 28 de enero de 2009

La guerra de los sexos.


El dia de hoy fue un debate puro, pero el que mas duro fue "las relaciones entre mujeres (ya sea laborales o amistosas) son muy malas". Obvio salio la competencia laboral, personal, la envidia, etc etc.

Yo me quede pensando y si, mis ex compañeras mas crueles fueron mujeres. Las mujeres de los amigos del gordo me odian. Y la verdad que con mis amigas nunca tuve problemas asique ahi hago agua. Aunque en los trabajos sufri hombres muy forros, pero el laburito lo hacian por atras, calladitos, sin levantar la perdiz. Conclusion: No importa el genero, basuras hay unisex.

Creo que las mujeres somos mas explosivas, mas directas (por mas que digan lo contrario) y estimo que ahi es donde comienza el conflicto.

Cito una situacion de oficina normal entre mujeres:


(tecleo de computadora de fondo, telefonos que suenan etc)

x: Antes de tener hijos era gorda

y: Gorda como mengana?

m: Que te pasa Y?


Conflicto latente en un dialogo, como seria entre hombres, con otro tema


1-Antes de casarme tenia un auto viejo, ahora tengo uno ultimo modelo

2- genial

3-un capo

Se va 1 y 2 y 3 dicen: Seguro que igual, no se levanta a nadie con ese auto, con esa cara de gil. (no hay conflicto aparente pero le estan sacando el cuero igual)


Creo que es asi, por mas que parezca lo contrario, los hombres son mas reservados, mas tranquilos y nosotras somos mas expresivas y nos adelantamos a sacar conclusiones cuando seria mejor escuchar y luego opinar, pero no somos malas. (Bah, malos hay hombres y muejeres, no discrimina genero)

6 comentarios:

Javier dijo...

ja! me hiciste acordar de un chiste que me llegó por mail hace años.

se reencontraban dos mujeres despues de mucho tiempo y se adulaban mutuamente el nuevo peinado, la silueta, el bronceado, la ropa, los zapatos y la cartera. se despedían, se daban media vuelta y ambas pensaban "gorda histérica mal vestida hija de puta"

luego, la misma situación se daba entre dos hombres: se criticaban mutuamente la prominente panza, la pelada, la barba de tres días, los jeans sucios, etc.. se despiden y se dan media vuelta. ambos piensan "qué bueno haberme encontrado con fulano, es buen tipo..."

mas realidad y te morís! :)

Crai dijo...

aNDRE, YO TRABAJÉ 2 AÑOS CON 9 MINAS. Lo que no era tan malo, si no fuera porque: era la más joven, la que comía papitas sin engordar, la que quedó flaca después de tener a us bebé. Fue torturante realmente. Igual no creo que los tipos la pasen mejor. Después de todo, el abrazo no es otra cosa que una forma de palpar armas, en una época en que se tocaban entre hombre nomás...hay tipos que en el buro son demasiado hdp también.

Tulio dijo...

andre, yo laburo en un lugar con todas minas y solo 2 flacos (cuando digo todas digo entre 7 y 10) y la verdad es que yo las escucho matarse a las espaldas. eso si, tienen actitud corporativa cuadno se trata de destrozar a un masculino caido en desgracia, asi si se ponen de acuerdo, pero sino...en cambio con mis compañeros hay onda y sicenridad. malas leches hay de ambos sexos, pero las feminas suelen ser mas zorras, el macho va de frente, y de ultima una birra o un par de piñas y luego amistad de por vida.
besoooooo

Capitana del Espacio dijo...

Por eso siempre me preocupé por conservar mi grupo de amigos varones, son mi verdadero cable a tierra!

Un beso grande :)

Martin Cool dijo...

Que tema!!, da para anios !!!!.
Creo que las minas se enfrascan (o las educan para), y despues no pueden salir de esa.
No quiere decir que todos los tipos sean geniales, nah ni mucho menos, pero como dijeron, la arreglamos a los cachetazos o los borramos de la lista y punto.
El ejemplo es el tercer tiempo del rugby, te matas en la cancha. Termino, y somos todos del mismo equipo.

Andre dijo...

Javi, Crai, Tulio, Capitana, Mr. Cool: Entonces segun sus relatos llegamos a la conclusion de que somos unas jodidas de mierda las minas si nos juntamos mas de 4? Uff!! Sera que hace dos años que trabajo rodeada de hombres y no me doy cuenta??? no fumo mas cosas raras antes de escribir un post, lo prometo!