miércoles, 7 de enero de 2009

sensillamente.........parte dos!



Alejandro respondio a mis interrogantes sobre este post, la verdad, lleva a la reflexion! Muy buenas y utiles sus palabras!. GRACIAS ALE!!!


A pedido del publico, ahi va:





La vida, por definición, no es fácil. Sería fácil si los seres humanos fuéramos conformistas. Si la vida consistiera simplemente en comer, hacer el amor de vez en cuando y dormir, no sería demasiado difícil. Sucede, sin embargo, que la condición humana contiene dimensiones que exceden en mucho esas necesidades básicas. Por ejemplo, los seres humanos aspiramos a tener un trabajo que nos dé alguna satisfacción adicional, de carácter espiritual, al margen del mero hecho de tener a fin de mes el sueldo depositado en nuestra cuenta. Por supuesto que la retribución es esencial porque es el motivo por el que trabajamos pero además de eso aspiramos a sentirnos reconocidos, a hacer algo que le de legitimidad social a nuestras tareas cotidianas, a disfrutar del esfuerzo que hacemos para que nuestras actividades lleguen a buen término. ¡Eso es lo difícil de la vida! ¡Esa es la razón por la cual, muchas veces, a pesar de que no nos falte nada, nos sentimos frustrados!

En nuestro país, además, la vida es difícil porque la organización en la que estamos inmersos es muy deficitaria. Es difícil viajar, la inflación le hace perder poder adquisitivo al dinero, hay mucha gente prepotente e irrespetuosa... Esto no sucede tanto en lugares donde la sociedad está mejor organizada, sin perjuicio de que en la tierra no existe el paraíso. Pero independientemente de esas dificultades prácticas, la vida es difícil esencialmente porque nosotros, en nuestro afán perfeccionista, solemos aspirar a cosas que no siempre están a nuestro alcance.

Y precisamente porque no sabemos si lograremos nuestras aspiraciones es que muchas veces experimentamos la sensación de desasosiego que vos transmitís en tu post. La pregunta que hacés es si alguien

se sintio completo, feliz, lleno, armonioso y sin angustia por tiempo prolongado

Semejante cosa es absurda. La vida humana, en su sentido más genuino, no da lugar para eso porque, cuando perseguimos un objetivo, al que necesitamos tratar de alcanzar para sentirnos realizados, pasamos, irremediablemente por instancias de incertidumbre y frustración, como así también por éxitos parciales que son los que nos estimulan a seguir esforzándonos por alcanzar la meta que nos propusimos. Pero como somos irremediablemente humanos y no podemos dejar de serlo, cuando alcanzamos un objetivo y los disfrutamos brevemente, inmediatamente surge, del interior de nuestro corazón, el deseo de perseguir una nueva meta, más ambiciosa aún que la anterior. Y entonces, el proceso de dudas, incertidumbres, frustraciones y también halagos parciales también se renueva.

Eso es la vida, mi querida Andrea, un constante desafío que nosotros deliberadamente renovamos, aún sabiendo que deberemos sobrellevar innumerables adversidades pero al cual voluntariamente elegimos afrontar, quizá porque esas dificultades que nos afanamos en superar son las que nos hacen sentir que estamos vivos y que, con todos sus sinsabores y dificultades, vale la pena estar en el mundo para afrontar esos desafíos. Pero forma parte de las contradicciones propias de la condición humana que esos desafíos que elegimos afrontar nos provocan el desasosiego que vos describís. Es decir, nosotros elegimos, deliberadamente y sabiendo cuáles son las consecuencias, involucrarnos en desafíos que nos provocan sentimientos de desagrado. Pero no tenemos alternativa porque, si así no fuera, nuestra vida carecería de emoción, de motivación, de rumbo.

Por lo tanto, a tu pregunta

Como se cura la angustia existencial?

yo le contestaría que se cura sabiendo que esa angustia forma parte de la naturaleza intrínseca de la vida y que para afrontar esas circunstancias estamos en este mundo. Quien te dijo que siempre se siente en estado de felicidad te mintió o es un individuo inerte y sin emociones. La vida es esto, un conjunto de sinsabores y adversidades que nosotros deliberadamente elegimos afrontar porque aspiramos a superarlos para alcanzar objetivos que nos permitan llegar a realizarnos como individuos.

8 comentarios:

Flora dijo...

Muy lindo y mucha razón tiene Ale, no había leido el post desde donde surgio esto pero ahora entendi jajaja.

Me parece que la vida esta llena de cosas buenas y malas tambien pero muchas veces nosotros las hacemos mas tragicas de lo que son realmente.

MIl besos

Andre dijo...

Flora, si los acentos se los ponemos nosotros a veces, pero hay gente que nacio estrella y otra estrellada! contra eso se ve que no hay remedio!

marsen dijo...

Hola Andrea, no comparto lo de la gente estrella y estrellada, todo es relativo y depende de cómo lo mires y en qué aspecto de la vida hagas hincapié. Creo que cada uno es dueño de su destino y a sabiendas o no vamos encarrilando nuestra energía hacia las metas propuestas. A veces esas metas no están del todo claras, o no las detectamos concientemente.

Andre dijo...

Marsen entonces es suerte? Ejemplo vida real: Quiero sacar un prestamo hipotecario para comprar algo, hasta ahora nunca pude: o la cuota de lo que me prestaban y yo necesitaba superaba el 30% de mi sueldo o me pedian que gane fortuna o si conseguia una casa con todos los requisitos el banco decidio no prestarme porque la casa al tasador le parecio que valia mas y no se que otro argumento. Tengo una amiga que el dia que se quiso comprar algo, su viejo le dio la plata y se la devuelve en comodas cuotas........snif. Tengo una meta clara, pero no puedo alcanzarla!

Anónimo dijo...

hola andrew, muy buen tu blog, no sabia que estabas escribiendo. te mando un beso grande
Tulio

marsen dijo...

Pero Andre, que no puedas alcanzarla por ahora no significa que no lo vayas a hacer más adelante! Y con respecto a lo de tu amiga, bueno, qué puedo decirte, algunos tienen más facilidades que otros, pero eso no cuenta si ella no le da la importancia que vos le das a tener la "casa propia".

Alejandroooo dijo...

Me parece que por algún lado planteás mal el problema, Andrea, me refiero a la comparación con tu amiga. Digo esto porque si entrás en comparaciones, siempre habrá alguien que está mejor que vos. Si vos estuvieras en el lugar de tu amiga, te compararías con otra persona y dirías "pero mirá ese, trabaja lo mismo que yo y gana el doble" y así sucesivamente, siempre va a haber alguien con quien te comparás y con quien vas a quedar en inferioridad. Me parece que el análisis tenés que hacerlo desde una perspectiva más personal y menos comparativa, me parece...

Andre dijo...

Holis Tulem tanto tiempo! que bueno verte por aca!
Marsen: Y si algun dia lo voy a conseguir, pero cuesta!
Ale: Por ahi uno deberia mirar siempre para abajo, pero igual me referia con el ejemplo a lo de estrellas y estrellados, o tengo un bolonqui barbaro en el marote me parece!